Los grandes inconvenientes del turismo sexual

Como parte del crecimiento y auge del turismo en el mundo entero, en el último tiempo se ha presentado una seria discusión en torno a los inconvenientes del turismo sexual que también se conoce como sexoturismo, ya que su práctica trae considerables problemas para los lugares receptores de los turistas y, en algunos casos, también para las mujeres que ejercen la prostitución.

Para que se comprenda mejor lo anterior, el turismo sexual es una forma de hacer turismo en donde el propósito de los visitantes consiste en mantener relaciones sexuales, casi siempre de varones con chicas putas, aunque también en ciertas ocasiones, existen mujeres turistas sexuales y turismo sexual homosexual masculino.

Los problemas del turismo sexual

Para poder contextualizar de un mejor modo este fenómeno, hay que resaltar que entre las causas que suelen motivar el turismo sexual en otro país o en una región en general, se pueden pensar en las siguientes:

  • Una tolerancia mayor por parte de la sociedad o en su defecto de las autoridades.

  • En ciertos casos, hay una edad de consentimiento menor, o en su defecto el acceso a menores de edad.

  • Existe una impunidad mayor ante el delito, en aquellos casos en donde se prohíbe la prostitución.

  • Los precios son más bajos, pues el cliente viaja desde un país rico a uno que es más pobre.

  • Cuando en el mercado de trabajadores se buscan clientes que destacan por contar con una fuente de ingresos considerable, inclusive después de retornar a esos países de origen o a su vez como salidas para un matrimonio.

  • Hay una mayor sensación de privacidad.

  • El cliente puede encontrar ciertos tipos de grupos étnicos que son más atractivos o excitantes.

  • El cliente también prefiere la ética laboral de ciertas prostitutas extranjeras en comparación con las de su país.

Cómo erradicar esta lacra social

En ese orden de ideas, bien vale la pena destacar que el turismo sexual en la mayoría de los casos involucra países que son pobres con relaciones en donde los países más ricos pueden subyugar su condición. De acuerdo con las investigaciones y los informes estadísticos, las organizaciones de derechos humanos advierten que el turismo sexual suele fomentar la trata de personas y la prostitución infantil. En ese sentido, la ONU se opone de una manera muy fuerte y directa ante el turismo sexual al citar que ocasiona un sinfín de problemáticas sanitarias, sociales y culturales.

Además de lo anterior, hay que considerar que estos inconvenientes influyen en los dos países que se ven involucrados, así que el origen y el destino forman parte del problema en sí mismo. En conclusión, las situaciones de explotación de edad, género, condición social y económica se pueden acrecentar con esta clase de vías para hacer turismo que se están consolidando.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *